¿Cuál es el problema real con el medio ambiente?

En los últimos años, hemos estado escuchando hablar muchísimo sobre la ecología, la sustentabilidad, la importancia de implementar un consumo moderado y de volver, en la medida de lo posible, a un mundo “más natural”, pero… ¿realmente qué tan importante es cuidar de nuestro entorno y por qué?

https://gph.is/g/Z8ngG6N

Vamos, muchos podemos responder a esta pregunta de la manera más fácil, porque es lo que nos han inculcado hasta el cansancio: porque es el mundo en el que vivimos y, si nos lo acabamos, no tendremos ya un planeta en el que vivir. Pero ésa es sólo la punta del iceberg de todas las razones que hay detrás de la iniciativa de comenzar a actuar con nuestro ambiente de una forma más armoniosa. No sólo nos estamos condenando a nosotros mismos como especie a un futuro poco agradable, sino a la mayoría de los seres vivientes que cohabitan con nosotros en este planeta. Sólo hace falta tomar un poco de conciencia y sentir empatía por seres que no son de nuestra misma especie, y empezar a verlos más como nuestros iguales en derecho a habitar este mundo que como entes subyugados al consumo, preferencias y necesidades humanas.

http://gph.is/2FxuCD0

El problema inicial de este desequilibrio ambiental al que hemos llegado surge porque no tenemos ni idea del alcance que tiene cada una de nuestras acciones y nuestras decisiones: vivimos en un mundo en el que consumimos de manera excesiva, a punto tal, de que hemos roto el equilibrio con el resto de la naturaleza. Las granjas industriales, la deforestación sin control, la construcción excesiva de establecimientos, el consumo desorbitado de productos innecesarios… ¿Qué impacto tiene comprar ropa nueva una vez al mes? ¿O cambiar de celular cada medio año? ¿O consumir carne todos los días? ¿Y qué tal comprar bebidas envasadas o enlatadas en exceso? Todo esto necesita de un largo proceso para llegar hasta nuestras manos que implica explotación de recursos y probablemente, generación de material contaminante. 

https://gph.is/2HTvBiE

Para empezar a hacer un cambio real, no basta con hacer pequeños actos ecológicos, sino que necesitamos reducir y elegir bien lo que consumimos con plena conciencia, comprender de raíz de dónde vienen todos estos problemas y comenzar a pensar cómo podemos desarrollar las estrategias necesarias para que nuestro mundo nos dure muchos años más.

Whatssapp